el entorno . com  -  Noticiario del Barça
  29 de Julio de 2014     Edición de las 22:25 h.  

 

 
Club

Ver noticias de barça
Jueves, 23 de Octubre de 2003 a las 13:32
• La directiva negocia una moratoria con los bancos para sanear su economía en 10 años
El Barça no puede pagar sus deudas y pide ayuda


DAVID TORRAS / MARCOS LÓPEZ
 La Deuda
 Foto: Helen Torno

PUBLICIDAD
El Barça no puede hacer frente a sus deudas, cifradas en 219,4 millones de euros (36.505 millones de pesetas). De hecho, ni siquiera puede pagar el plazo correspondiente a este año. Ante esta crítica situación, el club pedirá a los bancos acreedores una moratoria que podría llegar a los 10 años para liquidarlas. La junta de Joan Laporta mantiene su compromiso de eliminar esta temporada el déficit de 72,3 millones de euros (12.030 millones de pesetas) de la gestión de Joan Gaspart y Enric Reyna en el último ejercicio, pero estima imposible asumir los números rojos globales que arrastra el club. El Barça sufre por todos lados. En el campo, donde el equipo es víctima de una preocupante crisis y bate récords negativos, y en los despachos, donde la junta continúa haciendo ejercicios de funambulismo para cuadrar las cuentas. Sin dinero para cumplir los plazos La caja está vacía. La directiva sigue adelante con el plan de choque para sanear la economía. Además de recortar drásticamente los gastos, el club ha extremado otras medidas de control, entre ellas, la eliminación de intermediarios en determinados servicios, la contratación de proveedores por concurso y la reducción del número de invitaciones en los partidos del Camp Nou. "Hemos recogido una mochila que pesa muchísimo y no podemos caminar con ella". El vicepresidente Ferran Soriano, el responsable de la gestión económica del club, utilizó ayer este símil para describir el lastre que supone la herencia del pasado. El peso de esa mochila es de "151,2 millones de euros", correspondientes a las deudas bancarias, traspasos pendientes de jugadores de la etapa anterior (Saviola, Riquelme, Giovanni, Overmars y Bodiroga, entre otros), contratos cobrados anticipadamente (Vía Digital y Nike) y pagos a la Administración Pública (el IRPF del ejercicio anterior). A esta cantidad hay que añadir los 29,6 millones de euros de la inversión comprometida para construir la ciudad deportiva de Sant Joan Despí. El club debería saldar este endeudamiento, que con el pasivo circulante (otras deudas a muy corto plazo) asciende a 219,4 millones de euros, en cinco años (2003-2008), pero no puede cumplir este compromiso. Ni siquiera puede hacer frente a los 71,4 de este año (11.880 millones de pesetas) "En el primer año no podemos pagar nada. Y en el segundo, muy poco. No podemos llevar esta mochila", explicó Soriano. "Estamos negociando con cuatro grupos de bancos --añadió-- para reestructurar la deuda. El peso de la mochila no se puede cambiar, pero la forma sí". La Caixa, que recientemente se ha convertido en uno de los patrocinadores exclusivos del club, es una de estas entidades. En otras palabras, la estrategia pasa por refinanciar la deuda y trasladar el endeudamiento de corto a largo plazo, una fórmula que provocará el incremento de los intereses y que, por tanto, también heredará la próxima junta. "Esta mochila igual se tiene que cargar durante 10 años. Nosotros sólo podemos hacer una parte del camino", aseguró el vicepresidente. En caso de que no pueda renegociar la deuda, el club no tendría recursos para invertir en el proyecto deportivo. Reproches a Gaspart por su herencia ¿De dónde procede esa multimillonaria deuda? La junta de Laporta no tiene dudas. "Una parte, pero no es la mayoritaria, pertenece a la época de Núñez. Y el resto, a la de Gaspart", dijo Soriano, quien atribuyó la paternidad de la deuda a las inversiones realizadas en fichajes en los tres últimos años (220 millones de euros, 36.605 millones de pesetas). "Desgraciadamente no han dado buenos resultados", apuntó el vicepresidente. Y ahora, el Barça se enfrenta a la necesidad de negociar con los bancos para evitar "tensiones financieras", según Soriano, sobre todo en el primer año. "No podemos pagar ahora y lo necesitamos para que el nuevo proyecto se financie", dijo el directivo, que negó cualquier tipo de pacto con Gaspart para ocultar sus errores de gestión. "No hemos pactado con nadie ni tenemos interés de hacerlo. ¿Acaso no es esto levantar las alfombras? Lo estamos haciendo. Si en este proceso, detectamos algún indicio de fraude, lo perseguiremos", comentó Soriano. El patrocinador de la camiseta no llega Paralelamente a la negociación de una moratoria con los acreedores, el Barça continúa volcando sus esfuerzos en la búsqueda de nuevos ingresos. En este sentido, se ha recuperado la gestión de la publicidad estática del Camp Nou que se había vendido a una empresa externa y, dentro de unos días, se firmarán dos contratos de telefonía móvil. En cambio, no hay novedades sobre el contrato estrella: la publicidad en la camiseta. El club mantiene negociaciones con empresas asiáticas y estadounidenses, pero el acuerdo no llega. El Barça pide un mínimo de 10 millones de euros anuales. Soriano no cree que la mala marcha del equipo influya en estos contactos. "Con o sin patrocinio, lograremos el déficit cero". 6.900 personas iban gratis al campo Durante su exposición, Soriano se refirió a las incorporaciones de nuevos ejecutivos: Anna Xicoy (finanzas), Laurent Colette (instalaciones), Jordi Badia (comunicación), Laura Alsina (relaciones externas) y Elias Frade (seguridad). Del organigrama anterior, sólo se mantienen Esteve Calzada (márketing), Josep Vergés (recursos y servicios) y Fèlix Palau (tecnología de información). Todos ellos han recibido el mismo mensaje por parte de la directiva: "No partimos de cero, partimos de menos 70", en referencia al déficit que se ha impuesto enjugar esta temporada. Todos ellos han cumplido otro requisito: su entusiasmo por trabajar en el club. "Si no son culés, no los queremos", aseguró Soriano. Todos ellos han aceptado también cobrar un sueldo variable, en función de los objetivos conseguidos. El 50 % para los cargos de más responsabilidad y el 25 % para el resto. Todas las compras del club deberán tener "un responsable claro" y, en las operaciones más relevantes, se ejecutarán por concurso. Con este criterio, se adjudicará en breve las obras de reforma de las oficinas. El objetivo es trasladar el departamento de fútbol, creado en la época de Núñez, que ahora se encuentra en la zona del gol norte del Camp Nou. Otra de las medidas de la junta ha sido revisar a fondo el paquete de pases e invitaciones de la anterior junta. Hasta la pasada temporadas, 6.900 personas entraban gratis al Camp Nou: el club regalaba 4.800 pases, 600 abonos de temporada y 1.500 invitaciones. La directiva ha retirado la mayoría, al igual que los casi 600 pases de palco, y espera ingresar entre 3 y 4 millones de euros por la venta de estas localidades. En medio de esta política de austeridad, Soriano aseguro que el Barça ha invertido en seguridad "el doble que el año pasado". ¿Y puede invertir el Barça en el equipo? ¿Puede fichar en diciembre? No y sí. No, porque no figura en el presupuesto. Pero la junta podría autorizarlo porque el impacto económico de la operación no sería muy grande en este ejercicio.


 
Zerowatts

elentorno.com. © Copyright 2000-10, Todos los derechos reservados
Todas las marcas y logotipos son propiedad de sus respectivos dueños.